Los servicios de asistencia técnica que brinda el CRAT, son flexibles y altamente personalizados y se adaptan a los requerimientos de cada organización.
Brindamos servicios de asistencia técnica a través de protocolos globales de operaciones.

Para esto contamos con los siguientes procedimientos de trabajo:

Flujogramas sistematizados, no burocratizados, sobre cada procedimiento para el éxito de la asistencia técnica.

Un sistema de gestión de servicios de asistencia técnica internacional sostenible.

Modelos y prácticas globales de gestión exitosa en centros regionales de asistencia técnica.

Amplia base de datos internacional de consultores especializados.

Consultores familiarizados con los procedimientos y valores de la International HIV/AIDS Alliance.

Estándares de buenas prácticas en áreas técnicas del VIH y su integración con: TB, derechos humanos, salud sexual y reproductiva, participación de población afectada, investigación, educación, documentación, niños y uso de drogas.

Aseguramiento de la calidad de las consultorías aplicando rigurosos procedimientos internacionales estandarizados por la Alianza. Estos incluyen a las siguientes actividades:

a) Formulación o retroalimentación de términos de referencia:

Los TdR bien formulados son una pieza clave del aseguramiento de la calidad, cuidando que estos sean claros en lo que se espera de la consultoría como proceso y como producto. Los TdR son la guía de orientación para el consultor sobre su trabajo. Su formulación se realiza en una etapa pre‐ consultoría que permite al cliente una definición clara y concreta sobre la asistencia técnica requerida. El CRAT da prioridad a la revisión y retroalimentación de TdR elaborados por el cliente a partir de un modelo detallado establecido, ya que de esta forma se propicia que éste invierta el tiempo necesario para pensar la consultoría, con apoyo nuestro. En casos excepcionales, el CRAT puede asumir la elaboración de los TdR con participación del cliente.


 

b) Selección del consultor:

san-luis-potosao0-024_mexicoEste proceso es llevado a cabo por el CRAT bajo los procedimientos del Manual de Administración y Finanzas de VÍA LIBRE, el mismo que implica una selección competitiva y la conformación de un comité de selección. Ésta también puede realizarse bajo procedimientos del cliente, cuando así lo requiera. En ocasiones, el cliente lleva a cabo el proceso de selección, con participación o no del CRAT.


 

c) Inducción a la consultoría:

Se realiza una reunión presencial o virtual entre consultor, cliente y CRAT para revisar las expectativas del cliente, condiciones necesarias para la ejecución de la asistencia técnica así como actividades principales, insumos, productos, mecanismos de coordinación y otros aspectos relevantes para el desarrollo de la consultoría.


 

d) Revisión y retroalimentación del plan de trabajo del consultor:

Servicios-de-Asistencia-TécnicaEn la mayoría de consultorías se presenta como primer producto el plan de trabajo siendo una oportunidad para ajustar y acordar el detalle para el desarrollo de la consultoría. Su revisión por el staff del CRAT o por un experto temático contratado para tal fin, además de la revisión del cliente, son fundamentales para garantizar la calidad del proceso a iniciarse. Esta adquiere mayor relevancia cuando el CRAT no ha podido participar en la formulación de TdR, pues es ahí donde se plasman nuestros primeros aportes.


 

e) Monitoreo de la consultoría

Este puede ser administrativo, referido a la ejecución adecuada del presupuesto, o también técnico, referido al cumplimiento de lo establecido en el plan de trabajo. El rol del CRAT en el monitoreo lo define el cliente. El monitoreo implica una comunicación periódica con clientes y consultores.


 

f) Revisión de productos

fid-curso-foto-arturo-ramos-guerrero-073_mexicoEs una acción fundamental de aseguramiento de la calidad ya que permite retroalimentar al consultor para optimizar el producto y proceso de asistencia técnica. Lo ideal es contar con una revisión de pares, contratando a un experto para este fin. Cuando eso no es posible por limitaciones presupuestales, el staff del CRAT realiza la revisión. En algunos casos, el cliente sólo pide la gestión administrativa del CRAT, en cuyo caso no se realiza la revisión de productos. Esto generalmente sucede cuando existen diversos revisores de parte del cliente.


 

g) Aplicación de cuestionarios de satisfacción del cliente

Al término de toda consultoría se aplican cuestionarios estandarizados de satisfacción, tanto al cliente externo (quien contrata) como al cliente interno (consultor). Los cuestionarios son procesados periódicamente para retroalimentar el trabajo del CRAT.